lunes, abril 03, 2006

Tormantos


Abocar los sentidos al estallido
silencioso de la vida,
dejarse vivir en el misterio
apabullante de los pistilos,
latir al unísono cántico
de la savia,
abrirse por dentro
para aprehender la teleología
de las corolas.
Qué sencillo es ser entre las flores:
ni sabes preguntarte
por la razón de merecerlas.

6 comentarios:

  1. Hermana: perdí mi apuesta y he aquí el precio que debía pagar. De lo que jamás hablamos fue del tiempo que debía dejarlo expuesto, así que aprovecha cuanto puedas porque no sé cuánnto soportaré verme sin que me de el arrebato de quitarla. :S :D

    Mil besos, cielo.

    ResponderEliminar
  2. Ole, que valiente!

    Preciosa foto, envidiable, sobre todo hoy frente a esta mierda de cristal líquido.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito, sí. Jopé, qué bien os ha sentado el fin de semana leñe!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Valentía, Ángel?...estoooo...pues va a ser que no, ¿eh? :S.
    No te haces una idea de lo mal que lo paso..., pero bueno..., hay que saber perder y aceptar el precio de la derrota.
    No sé pa'qué apuesto nada con mi hermana, joder, siempre pierdo. :S

    La verdad es que sí, Josean, estuvo un fin de semana precioso¡¡¡¡¡. A veces, hasta da gusto vivir. :D

    Abrazos con sabor a cerezos a ambos.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡Oe, oe, oe, oe
    oe,oe!!!!

    gané, niña, gané¡¡¡¡¡¡

    y ahora con estas fotos tan chulas hemos ganados todos, hale.

    Ahora te llamo

    ResponderEliminar
  6. Bueno,Salvy, he saldado mi deuda, cielo. Ya no puedes pedirme más... :D

    Un beso de ajo tierno, ya me entiendes. XD

    ResponderEliminar