jueves, marzo 30, 2006



Surjo en el silencio
como en un espejo.
Imagen soy en el simétrico
revés de lo que callo.
Broto de la faz de lo pensado,
ingrávida efigie de mi alma
en el invisible cristal de la palabra.

En el mismo instante,
surge el fuego
de una fragua que forja cicatrices,
cauteriza y allana mis heridas,
esculpe una mujer de mis escombros.

Me hago lumbre que habla
hacia lo alto,
ardo y vuelo en pavesa voluntaria,
libre y leve,
cópula sencilla
entre el viento y mis cenizas.






Powered by Castpost

17 comentarios:

  1. Olhamos o espelho, vimos a nossa imagem reflectida, não passa de uma ilusão , ilusão da que nós somos

    ResponderEliminar
  2. Bien, poema optimista (¿o soy yo, que lo he leído con ojos optimistas? No lo creo...). Me gusta mucho el enfoque del principio. A mí también me gustan los espejos, y he escrito poco sobre ellos. Buenas noches :)

    ResponderEliminar
  3. Sí jose, lo parece.

    Eva, me gusta mucho, buen comienzo para un viernes soleado.

    ResponderEliminar
  4. Bom día, Luna.
    Me siento tan honrada y orgullosa de tu presencia que apenas acierto a decir gracias y a darte el abrazo más apretado que puedas imaginar.
    Muitos beijos.

    ResponderEliminar
  5. Josean, a mí también me gusta la poesía que vive detrás de los espejos. La verdad es que da para escribir mucho. Sin embargo, curiosamente, en su aspecto más plano, cuando me devuelven mi propia imagen, no me siento nada cómoda..
    Es realmente un escrito optimista. No es que sea un dechado de delicias, pero es lo mejor que sé hacer para plasmar el temblor vital de la esperanza.

    Ángel, gracias. Tú siempre eres un viernes soleado para mí. :D

    ResponderEliminar
  6. Al final voy a terminar por creerme tus piropos y la vamos a liar...

    ResponderEliminar
  7. Es decir, ¿que no me crees ni de lejos, eh?.. tá weno.. :(

    ResponderEliminar
  8. :D

    Tá mejor, jeje....

    Que tengas un día perfecto y un fin de semana excelente.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. A ver.. que mañana es mi cumpleaños y eso significa aguantar compromisos familiares que no me gustan nada, ese día me gustaría desaparecer, incomunicado, y embriagarme de campo y silencio, no va a poder ser.

    ResponderEliminar
  10. Diablos, cierto..., se me había olvidado. Dijiste que en dos semanas sería tu ingreso al club de los treintañeros. Bueno, no es olvido exactamente, es que tengo una anomalía cerebral que me impide acoplar el paso del tiempo con las fechas del calendario.
    Te deseo mucha felicidad para mañana, sea como sea y hagas lo que hagas. Y para los próximos treinta lustros.
    Sé muy feliz, Ángel.

    Japi berdi tu yu, japi berdi tu yu (así hasta treinta veces XD).

    ¿Treinta besos serán muchos?

    ResponderEliminar
  11. No, no son muchos... Gracias Eva; ya decía antes que lo me jode de esos días es la hipocresía de la familia con la que jamás hablo salvo en mi aniversario.

    ResponderEliminar
  12. Pásalo genial, Ángel.

    Otro para tí.

    ResponderEliminar
  13. Sin division, mas con lo complejo cotidiano..

    Simplemente me encanto...

    Salutes.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Dahrius.

    Un abrazo enorme y mágico destructor de océanos.

    Salutes amigo mío.

    ResponderEliminar