jueves, agosto 24, 2006


Creo que mi alma
es de hueso de pájaro:
frágil, irreparable y hueca
por dentro.


Subo a las alturas
porque mi acrofobia sabe
que no podré evitar volar un día.


Busqué la fe
en la cornisa de los pájaros
porque vivir no es más
que un lentísimo acto suicida.

4 comentarios:

  1. No lo sé. No te conozco en persona, pero a mí me da que tu alma huele a canela. Intuición masculina. Igual, como siempre, equivocada.

    ResponderEliminar
  2. alma libre, alas en los pies... los adjetivos se los dejamos a la tristeza... pero a que el mundo se ve mejor desde arriba... sobre to' porque la gente casi ni se ve.

    kiss

    ResponderEliminar
  3. Qué lindo halago, Josean...Por aquí se dice, cuando alguien es especial, que "es canela en rama"..., tú me concedes su aroma, así que imagina cómo me siento de que opines así de mi..., gracias y un abrazo largo.

    ResponderEliminar
  4. Estuvo bien estar allá arriba. Sufro de un vértigo incorrejible, pero siempre merece la pena.


    I miss you.. :(

    ResponderEliminar